Salsa de toffee

Imagen

Ingredientes

250 g de azúcar

1 cucharada de vinagre

100 ml de agua

200 ml de nata

Preparación

Poner un cazo al fuego fuerte  con  250 g de azúcar  y  1  cucharada  de  vinagre.  Cuando  se   empiece a fundir, pasar  a  fuego  suave  para  evitar  que  se  queme hasta  que  se  forme  un caramelo líquido y no muy oscuro. En otro cazo, poner el agua al fuego.  Cuando el caramelo esté pronto,  retirarlo  del  fuego  y  echar  de  golpe  el  de  agua  caliente, cuidando de no quemarnos, ya que tiene tendencia a salpicar.

Poner de nuevo al fuego el cazo con la preparación anterior de azúcar, vinagre y agua y   remover  con una  espátula  de  madera.  Añadirle la nata líquida, seguir  removiendo unos 2-3 minutos más, según se quiera más o menos espesa la salsa de tofe. Esta salsa de azúcar quedará más espesa al enfriarse, debiendo tener cuidado que al estar al fuego, al final, no quede muy espesa. Retirar  el cazo del fuego, meterlo dentro de agua fría y seguir removiendo hasta  que la salsa se enfríe.

La salsa de tofe debe quedar con una textura muy fina, sin pequeños grumos, pero si se usa para rellenar bombones, quedará mejor como relleno, si queda con pequeños grumos, que se derretirán en la boca al tomar los bombones.

¡Qué aproveche!

Receta y fotos de Carles Albert Ucha-Ucha.

Receita traduzida em português para os ouvintes da Rádio Vigo em Portugal.

Pasta de toffee.- Pôr um recipiente ao lume com 250 gr de açúcar e 1 c. (sopa) de vinagre. Quando começar a fundirse, reduzir o lume para obter um caramelo não muito escuro. Retirar do lume e deitar dentro 100 ml de água a ferver, com muito cuidado, já que tem tendência a salpicar. Pôr novamente ao lume, mexer com uma colher de pau, juntar 200 gr de natas, continuar a mexer uns 2-3 minutos, segundo se quiser mais ou menos espessa. Retirar do lume, meter o recipiente em água fria e mexer a pasta de toffee até esfriar totalmente. Este toffee debe ficar com uma textura fina, mas se for para rechear bombons ficará melhor, se ficar com pequenos grumos, que se derretem na boca ao comer os bombons.
Bom apetite!

 

 

Anuncios